Día mundial del paciente anticoagulado


Imagen del curso

El 18 de noviembre se celebra cada año el día mundial del paciente anticoagulado con el objetivo de visibilizar a este colectivo y poner de manifiesto lo importante que es el cumplimiento correcto del tratamiento por parte de los pacientes y las medidas a seguir para el control de la enfermedad. Los anticoagulantes son medicamentos que previenen la formación de coágulos sanguíneos (trombos). También evitan que los coágulos ya existentes en la sangre se hagan más grandes. Por tanto, los anticoagulantes los toman las personas que ya han tenido una trombosis (coágulo adherido al vaso sanguíneo) o una embolia (coágulo desprendido que ha viajado por el torrente sanguíneo hasta que obstruye un vaso) y aquellos que sin haberla tenido aún, tienen un alto riesgo de padecerla. Los coágulos en las arterias, las venas y el corazón pueden obstruir total o parcialmente un vaso sanguíneo (produciendo falta de riego o isquemia), lo que se puede desarrollar problemas in situ (trombosis) o a distancia (embolia) en diferentes órganos, con mayor o menor peligro vital o de aparición de secuelas.


Recomendado para: Todos los públicos

Palabras claves: anticoagulantes, sintrom, hemorragia, trombo, arritmia, embolia, derrame, sangrado


Accede