21 de marzo, Día Mundial del Síndrome de Down


Imagen del curso

¿Enfermedad o discapacidad? El síndrome de Down no es una enfermedad, es una condición natural, una alteración genética que resulta imposible de prevenir. La buena o mala salud no guarda ninguna relación con su discapacidad sino con patologías asociadas a dicha alteración genética como son cardiopatías congénitas, problemas auditivos o visuales, alteraciones neurológicas o endocrinas que en su gran mayoría con tratamiento médico o cirugía tienen grandes garantías de éxito. Esta discapacidad aparece de forma espontánea, sin que exista una causa aparente sobre la que se pueda actuar para impedirlo. Se produce en todas las etnias, en todos los países, con una incidencia de una por cada 600-700 concepciones en el mundo. El único factor de riesgo demostrado es la edad materna (especialmente cuando la madre supera los 35 años) y, de manera muy excepcional, en un 1% de los casos, se produce por herencia de los progenitores.


Recomendado para: Personas con Síndrome de Down y sus familias. Toda persona interesada

Palabras claves: síndrome, down


Accede